Notes
1
Proyecto ganador de la convocatoria abierta Máquinas Imaginantes en Liga_Espacio

2En colaboración con agentes provenientes de la arquitectura (Roberto Michelsen Engell), letras (Iñigo Malvido Escobedo), cine (Francisco Ohem Chávarri), ciencia de la computación (Mateo A. Torres Ruiz) y artes plásticas (Mariana Mañón y Manolo Larrosa).
3 Ay Agüita, texto que reporta a manera de crónica-collage la primer fase de la investigación y proceso del CAH.
4
Catálogo del proyecto, download


El Circuito de Auscultación Hidrográfica (CAH)
El Circuito de Auscultación Hidrográfica (CAH) es un observatorio metodológico, recolector de datos, procesador de información e interfaz de lenguajes. Un elemento vinculante entre medios, disciplinas y territorios, que imagina las posibilidades del paisaje y sus desequilibrios ecológicos.
CAH investiga las aguas ocultas y expuestas que circulan en la ciudad de México, así como sus efectos en el ambiente, en constante relación con las condiciones histórico-temporales. El cuerpo de agua en el que se enfoca es el río Becerra. Su exploración nace de la riqueza material que ofrece esta locación en el territorio urbano de la ciudad de México. Ubicado al poniente de la ciudad, fluye desde las alturas de Santa Fe y a través de los barrios que conforman Alta Tensión, entre Periférico y Patriotismo, hasta perderse en el drenaje profundo por la desembocadura del mega distribuidor vial. Como uno de los últimos cuerpos de agua visibles situados en el centro de la ciudad, revela la política de desecación e higiene implementada desde la conquista española, seguida por el régimen modernista implementado por Porfirio Díaz y Luis Echeverría: río = tubo = calle = drenaje. Este dispositivo es un proyecto del colectivo PANOSMICO (Manolo Larrosa y Mariana Mañón) como respuesta a la la convocatoria “Máquinas imaginantes”, el concurso bianual que realiza LIGA. Colaboran Roberto Michelsen, Iñigo Malvido, Francisco Ohem y Mateo Torres Ruiz.

1. Proyecto
El CAH continúa la investigación y los experimentos realizados por PANOSMICO, junto con Iñigo Malvido y Lucas Bartholl, alrededor del Río Becerra, un punto geográfico particular en la hidrografía de la ciudad. En esta segunda fase del proyecto se presenta el CAH como un observatorio y ampliador sensorial o de fenomenología expandida, que permite ingresar al metabolismo del agua y visualizarlo haciendo uso de diversos microcontroladores que se comunican y articulan a un servidor. La traducción de los datos fluctuantes se presenta a través de dos plataformas: una física dentro de LIGA y otra virtual a través de la página web del proyecto: www.panosmico.com, donde se reflejan gráficas de análisis comparativo y otros múltiples detalles de este proyecto. 
El CAH opera mediante tres estaciones de sensores distribuidos en las presas A, C y D del río Becerra, reportando cada hora el estado fluctuante de índices: pH, cantidad de oxígeno, velocidad de movimiento, temperatura, y densidad de partículas disueltas en las aguas. La información recolectada circula en tiempo real dentro de LIGA, traducida por actuadores en la instalación en sala. Cada contenedor recibe la información procesada del río y reacciona a partir de los valores obtenidos, afectando la imagen de las presas reproducidas en pantalla. Desde el abordaje fílmico se imagina el cauce del agua donde el concreto y el chapopote se apoderan del espacio, mostrando la estructura urbana caótica. Las estaciones, dotadas de un circuito cerrado, funcionan como un testigo visual.

2. Arquitectura expandida
En este proyecto, las partículas de oxígeno presentes en el agua son tan relevantes como las ventanas que miran al río en la arquitectura informal que crece sobre las riberas de su cauce, o el mapeo de los objetos/entes estáticos en las calles, siempre ocupadas por el tránsito citadino. Todo ello, en contraste con el cambiante panorama del río. El río Becerra se convierte en caso de estudio para entender la transubstanciación de las aguas urbanas de este aparato digestivo, en cuyos cauces se depositan gran cantidad de partículas heterogéneas. Su medición amplía la información sobre los efectos de la densidad poblacional y los estragos-síntomas de la ocupación del territorio.
El proyecto revisa la condición hidrológica y residual del espacio por diversos frentes, subjetividades y performatividades; desde la información que arrojan a estas pantallas-filtros los espectros sensoriales de las estaciones camufladas en el río, hasta las conversaciones con los habitantes de un barrio acorralado por el desarrollo del segundo piso del periférico. Un lugar donde la presencia de una estación de transferencia de residuos, la industria cementera y la intermitencia de la velocidad y el flujo de este cauce, son regulados a conveniencia de la megalópolis.

3. Ojo en el cielo
Desde el punto de vista de la ciencia e ingeniería de la computación, el CAH se manifiesta como un sistema tecnológico que concretiza medidas abstractas a partir de sensores que establecen un diálogo vinculante entre ellos. Esta red neuronal genera imágenes y datos sobre su caudal que van, sin embargo, más allá de la función práctica de la medición, recolección y despliegue de datos; El CAH también busca imaginar nuevas formas de aproximarse al paisaje urbano a partir de la interacción de dinámicas que difieran en cadencia y modos de aparición pública.
PANOSMICO, en este sentido, genera con este proyecto una atmósfera participativa, provocadora de cuerpos y espacios que se involucran en campos inesperados para trabajar el territorio en su multidimensión y enriquecer el diálogo. La tercera fase de este proyecto consistirá en utilizar la información recabada por este laboratorio subacuático, imaginando otras formas de conocimiento que difieran y contaminen la lógica actual que el ecosistema del cauce ofrece.

4. La sala como observatorio
El CAH, construye desde la arquitectura en sala una fluidez generada en la desviación de la ortogonalidad que la domina. Se generan dos situaciones complementarias: lecturas íntimas, que promueve un recorrido deambulatorio y múltiples para reconstituir de manera conceptual las capas de información que arrojan los estanques. Para exhibir y ampliar el conocimiento del sistema operativo del CAH, adosados al muro de la galería, dos elementos hermanados en materialidad buscan ser una mesa de trabajo versátil y cambiante durante los meses de exhibición.


CAH—009, EXPLORACIÓN DE SITIO



CAH—010, OJO EN EL CIELO




CAH—011, RED NEURONAL